•    

  • Anuncio de la Ejecución de la Justicia Final

    Tocó  el Séptimo  Ángel…

             Tocó el séptimo ángel su trompeta, y en el cielo resonaron fuertes voces que decían: “Ha llegado el reinado sobre el mundo de nuestro Señor y de su Cristo, y Él reinará por los siglos de los siglos”.

              Los veinticuatro ancianos que estaban sentados en sus tronos delante de Dios se postraron rostro en tierra y adoraron a Dios diciendo: “Señor, Dios todopoderoso Aquél que Es y que Era te damos gracias porque has asumido tu gran poder y has establecido tu Reino (Ap.11,15-17).

     

    Esta séptima trompeta es un canto de alegría, de gozo y de adoración a la gloria y el poder de Dios que ha hecho que triunfe en todo el mundo la salvación de Cristo. Es “la tierra nueva y el cielo nuevo” que será levantado a la Nueva Jerusalén anunciada, y en los cielos hay gran júbilo y acción de gracias. Aquél que Es y Era y que vendrá, se dice también al principio del Apocalipsis.

    Después de tantas tribulaciones y luchas por las que ha pasado el pueblo de Dios, llega el  reinado  de  Cristo  victorioso.  Por esto dice:

    Las naciones se habían encolerizado; pero ha llegado tu cólera, el momento de juzgar a los muertos, y de recompensar a tus siervos los profetas, a tus santos y a los que temen tu nombre, grandes o pequeños, y de destruir a los que destruyen la tierra” (Ap.11,18).

     

    Las naciones que se habían encolerizado son las religiones que aunque buscando a Dios, pero creyéndose cada una en la Verdad, no habían encontrado el mensaje de Jesús que es la unidad en el Amor, sino que con afán cada una de ellas defendía sus propios credos, sus diferencias, y no veían el mensaje de unidad que proclamaban y repetían los profetas de Dios, pues en medio de ellas, el enemigo había sembrado la cizaña de la división, para así impedir lo que quiere nuestro Señor: que no miremos nuestras diferencias, sino que miremos lo que nos une. Y lo que nos une es un Padre común a todos, y un Amor fraternal a toda la humanidad porque somos hermanos. Nos une la Verdad, el mismo Camino, nos une Cristo que vino a salvar a todos, sin ninguna distinción por sus credos. Así se ve reflejado en la visión del sexto sello donde se ve “una muchedumbre inmensa que nadie podía contar,

     

     

    Sigue en el Libro




     

     


     




  •  

     Temas Libro La verdad del apocalipsis
Quieres Conocer

La Verdad del Apocalipsis

                               

¡Últimas Noticias!